• Home ES
  • Gama de productos barandillas de cristal

Fijapuntos para vidrio

Los fijapuntos para vidrio, también llamados portavidrios, crean avidriamientos sin marco que suelen utilizarse para fachadas, barandillas o tejados. Los pequeños todoterreno son versátiles y preparan con elegancia el escenario para el vidrio, a la vez que visualmente quedan relegados a un segundo plano. Los fijapuntos de Bohle son de un diseño robusto de conformidad con la norma DIN EN 1991-1-1 y se procesan con precisión.

La estructura de los fijapuntos para vidrio

Distinguimos dos tipos de fijapuntos: Los fijapuntos rígidos constan de dos placas que se atornillan a una varilla roscada. El vidrio pretaladrado encaja entre ellos. En cambio, con los fijapuntos ajustables, el cuerpo de base contra la pared es considerablemente mayor, ya que consta de dos mitades. Esto permite una regulación flexible de la distancia a la pared de hasta 10 mm, incluso después del avidriamiento.
+ 5 Ejecuciones
Fijapuntos Ø 50 mm, ajustable
  • Distancia a pared: 25 mm
  • Espesor del vidrio: 10 - 13,52 mm
  • Material: Acero inox V2A (AISI 304)
+ 5 Ejecuciones
Fijapuntos Ø 40 mm, ajustable
  • Distancia a pared: 25 mm
  • Espesor del vidrio: 15 - 21,52 mm
  • Material: Acero inox V2A (AISI 304)

Fijapuntos para barandillas de escaleras

Los fijapuntos son adecuados para el montaje lateral de paneles de vidrio. Esto las convierte en una solución popular para barandillas de escaleras, así como para combinaciones de avidriamiento de escaleras y galerías. El diseño de los fijapuntos supone una ventaja decisiva durante la instalación: La distancia entre el panel de vidrio y el peldaño de la escalera es fácilmente variable y puede adaptarse a las condiciones.

Fijapuntos para barandillas de vidrio

Los fijapuntos se convierten en un atractivo especial cuando se utilizan como barandillas o anticaídas. Independientemente de que se utilicen en interiores o exteriores. En comparación con los perfiles lineales de las barandillas, los fijapuntos tienen una ventaja visual porque son pequeños y discretos.

El montaje de fijapuntos ajustables

Un substrato o base estable es esencial para el montaje seguro de los fijapuntos. De ello depende el material de fijación necesario para el montaje. El cuerpo de base se fija al soporte a través de un coliso, que permite compensar eventuales imprecisiones al taladrar. A continuación, se coloca el vidrio y se atornilla la placa frontal al cuerpo base a través del orificio en el vidrio.

Las mejores opciones de ajuste para un vidrio perfectamente alineado. ¡Vea el vídeo ahora!

Todo depende del grosor del vidrio

Los fijapuntos para vidrio de acero inoxidable sirven tanto para vidrios ESG como para vidrios VSG de entre 10 y 21,52 mm de grosor. La elección correcta de las plaquitas de fijación para el espesor de vidrio deseado es crucial. Suelen ser de PVC de alta calidad. Para grosores de vidrio de 17,52 mm y 21,52 mm, existe un certificado de ensayo general de las autoridades de la construcción (AbP). Esto significa que es posible montar vanos de hasta 2.500 mm con una altura de vidrio de 1.300 mm.

Selección de superficies

En la mayoría de las instalaciones se utilizan fijapuntos de acero inoxidable AISI 304 o V2A. Para montajes en zonas próximas al mar o a piscinas y en zonas con presencia de productos químicos, se utiliza la aleación más resistente AISI 316 o V4A. Ambas versiones están disponibles en diámetros de 40 y 50 mm y una distancia respecto a la pared de 25 - 40 mm.

Tenemos la respuesta a su pregunta.
Seleccione su localidad