MasterTrack FT: un nuevo concepto

La puerta corredera clásica se debería renombrar: puerta flotante. Ya que el término «corredera» implica un esfuerzo para abrir y cerrar una puerta. No es así con MasterTrack FT. El nuevo sistema de puertas correderas de Bohle impresiona por una ligereza y suavidad de movimiento sin precedentes. Lo extraordinario: el montaje. Una instalación es rápida e intuitiva.

Esto es posible gracias a un sistema modular sofisticado y perfectamente adaptado a las diferentes situaciones de instalación y clases de peso de 60, 80 y 120, hasta 150 kg. Cada sistema está concebido de la misma manera y destaca por su manejo. La pista corredera se puede instalar en la pared o en el techo sin esfuerzo. A continuación, todos los ajustes necesarios de la puerta se pueden realizar cómodamente frontalmente. Ni siquiera hace falta un dimensionamiento para posicionar la unidad de amortiguación. El vidrio simplemente se insierta a ras del mecanismo de abrazadera del carro.

Movimiento especialmente suave gracias a la alta tecnología

La unidad que forman los carros técnicamente sofisticados y los amortiguadores patentados enteramente en metal constituye el núcleo de MasterTrack FT. Los carros se mueven de forma excepcionalmente suave, lo que da la impresión de que la puerta de vidrio está flotando al abrir y cerrar. Amortiguadores innovadores frenan la puerta suave y fluidamente en un único movimiento. El mecanismo de cierre es tan seguro que garantiza la protección de la puerta contra el descabalgamiento e impide que golpee duramente contra el tope final – incluso al moverla con mucha fuerza.

Los amortiguadores disponen de un sistema hidráulico de alta calidad y guías de resorte en ambos lados. Su interacción está perfectamente adaptada a la clase de peso en cuestión. Tanto puertas extremadamente anchas como extremadamente estrechas a partir de 600 mm se frenan de manera suave independientemente de la velocidad de cierre. Los amortiguadores están construidos de forma idéntica para todas las clases de peso – desde ligera hasta pesada. Hay una única diferencia: tienen longitudes diferentes para poder amortiguar y retraer las diversas clases de peso de manera óptima.

Ya no hay que medir – un mecanismos de abrazadera da soporte

No se requiere el dimensionamiento previo para montar el vidrio en el mecanismo de abrazadera. El soporte simplemente se coloca a ras del vidrio.

Inserciones especiales brindan un soporte fiable del vidrio dentro del carro. Tan fiable y seguro que incluso vidrios laminados se pueden fijar sin taladros – hasta un peso de puerta de 150 kg. Aquí otra vez, el sistema modular MasterTrack FT saca provecho de sus puntos fuertes: no se requieren inserciones de diferentes espesores.

Instalación simple desde el frente

La instalación de MasterTrack FT es de lo más sencillo: se puede llevar a cabo cómodamente desde el frente y todas las opciones, como el ajuste de altura y el retenedor son accesibles desde allí. También la tapa lateral se fija mediante un mecanismo de clip oculto. No se necesitan tornillos.

Diseño de calidad suprema – hasta el último detalle

Cuneo utiliza el mismo perfil para todas las clases de peso. Incluso en puertas de  150 kg el perfil de carril transmite una apariencia discreta y elegante. Además del diseño clásico en colores aluminio y efecto acero inoxidable, el perfil está disponible también en los colores de moda, negro y antracita, así como en todos los colores RAL. Las tapas finales de perfil se fabrican del mismo material que el perfil de carril. Bohle ofrece versiones especiales bajo pedido así que el sistema se adapta con perfección a los más diversos estilos de vivienda y de diseño.

Introduzca la secuencia de cifras en el campo de texto siguiente

Los campos marcados con un * son obligatorios.